Observando los periodos sensibles + nuestro ambiente preparado

2:05:00 *-Klara-* 3 Comentarios


Los Periodos Sensibles Montessori son momentos muy importantes en el desarrollo de nuestros peques, ya que son periodos de tiempo en los que son especialmente sensibles a adquirir ciertas habilidades. Nosotros como papis hemos de estar atentos a ellos para poder aprovecharlos y ofrecerles un ambiente con materiales que les permitan desarrollarse en cada uno de sus momentos.

¿Como podemos saber en qué periodo sensible se encuentran nuestros peques?

Para poder saber en qué periodo sensible están nuestros peques hemos de observar su forma de actuar sin interferencias, observar sus movimientos sin dirigir sus actividades y observándoles desde la distancia. Si dejamos que decidan qué hacer ellos elegirán desde su más profunda fuerza interior aquello por lo que están completamente motivados y por lo que tienen un deseo irrefrenable de aprender y de practicar durante el tiempo que deseen, aprendiendo así de la forma más natural y espontánea.

Los periodos sensibles son momentos pasajeros, que tienen cierta duración, en los que el niño demuestra la capacidad de adquirir ciertas habilidades movido por un gran interés y se ve movido a perfeccionarla por medio de la repetición.

¿Cuáles son los periodos sensibles?

María Montessori identificó los siguientes periodos sensibles:

El movimiento (de 0 a 1 años)
El lenguaje (de 0 a 6 años)
Pequeños Objetos (de 1 a 4 años)
El orden  (de 2 a 4 años)
La música (de 2 a 6 años)
El control de esfínteres (de 18 meses a 3 años)
Cortesía y buenos modales (de 2 a 6 años)
Los sentidos (de 2 a 6 años)
La escritura (de 3 a 4 años)
La lectura (de 4 a 6 años)
Las relaciones espaciales (de 4 a 6 años)
Las matemáticas (de 4 a 6 años)

En el libro de Cómo obtener lo mejor de tus hijos de Tim Seldin que os enseñaba aquí, podemos encontrar unas referencia a ellos con sus edades:



¿Cómo podemos fomentar en casa la adquisición de estas habilidades y aprendizajes derivados de los periodos sensibles?

En los salones Montessori se aprovechan estos periodos sensibles de los niños para crear un ambiente preparado con materiales que le ayudarán a satisfacer esa necesidad de practicar ciertas habilidades. Nosotros en casa intentamos hacer lo mismo poniendo a su alcance materiales que les ayuden a desarrollarlas estas habilidades, pero para ello hemos de observar atentamente los momentos que está atravesando nuestro hijo y cuales son estos periodos que le mueven en cada momento a realizar una y otra actividad.

Una vez adaptada nuestra casa y nuestro espacio en la medida de lo posible y de nuestras posiblidades el niño debe tener libertad de moverse por él eligiendo aquellos materiales y actividades que le llevaran a satisfacer estos periodos sensibles.

Nuestro espacio

Es importante que el ambiente preparado no se centre solo en una habitación sino que tengamos toda la casa adaptada a ellos y adaptada a los periodos sensibles por los que están en cada momento.
A mi me gusta decir que vamos plantando semillitas colocando a su alcance aquellos materiales que puedan suscitar su interés en cualquier sitio en cualquier momento.

Nosotros intentamos tener toda la casa bien adaptada a ellos. Los materiales Montessori (y no Montessori) los tenemos organizados en una habitación pero esto no significa que no los haya distribuidos por el resto de la casa como en las habitaciones de dormir, cocina o salón, o incluso en el pasillo donde tenemos los cuentos y una pizarra pintada en la pared:


En un salón Montessori es muy importante el orden de los materiales en las estanterías ya que sus materiales están dispuestos de forma muy premeditada formando como un mapa conceptual visual de los conceptos que trabajan pero esto es algo muy difícil de llevar a cabo en una casa que no disponemos de tanto espacio.

Una de las cosas que más me habéis pedido es que os enseñe nuestras estanterías con nuestros materiales y esto es algo difícil de plasmar pues es de lo que más cambia en mi casa. Vivimos en un piso que aunque es bastante grande son 4 niños de diferentes edades y el espacio nos va quedando cada vez más corto, por lo que nos limita mucho a la hora de organizar las cosas como realmente nos gustaría. Pero intentamos organizarlos lo mejor que podemos en la medida de los posible. Además como los mayores tienen 8 años ya han ido cambiando a cada momento adaptándose a cada uno de sus momentos evolutivos y sus periodos sensibles.

En algún momento antes de nacer el peque algunas de las estanterías estaban más o menos así, clasificadas por áreas, éstas eran las estanterías de Matemáticas:





Y ésta una de las de Lengua con un poco de Sensorial debajo:


Cuando uno de los peques es un bebé éste es el que determina que todo lo que esté a su alcance esté adaptado a él. Actualmente con el peque de 18 meses las estanterías se transformaron completamente de lo que venían siendo tras un tiempo.  Lo explicamos a los demás peques y accedieron a poner sus cosas más arriba y en otra estantería que compramos con una sección más alta (no tengo foto de ella pero prometo hacerla en breve!) Ellos mismos nos ayudaron a organizar todo y adaptarlo al bebé cuando el peque empezó a poder desplazarse por toda la casa.


Lo que está en los estantes de arriba son materiales para los niños más mayores, nos va muy bien para  que los tableros no ocupen mucho espacio pero que estén visibles colocarlos en estos escurreplatos de madera. Estas fotos son de febrero ahora mismo ya está un poco cambiada. Voy rotando algunos  materiales atendiendo a los periodos sensibles y a su momento madurativo aunque hay otros que se quedan fijos porque los usa mucho.



Para poder sentarse y disponer de una mesa a su altura tenemos ésta en forma de cubo que le permite sentarse él solo sin peligro desde que tenía un añito y empezó a caminar:


La silla tiene dos alturas y se transforma en mesa o al revés:


E incluso a veces le gusta usar de mesa la otra silla porque así no le caen las cosas de encima de la mesa sino que el respaldo le hace de tope. Además para guardarla no ocupa nada porque se mete una dentro de la otra formando un cubo.


Además para fomentar el periodo sensible del movimiento en el que se encuentra de lleno el peque tenemos una tabla curva, correpasillos, un triciclo evolutivo y un empuje de barra que lo tiene completamente hechizado, este es una de las cosas que no suelta en estos momentos, ya que se encuentra en su periodo sensible de perfeccionar sus movimientos al andar:


Se concentra muchísimo con él y no lo suelta para nada. Los empujes y arrastres son geniales para este momento que ya saben caminar y les encanta arrastrar cosas. Va redireccionando el palo a medida que camina y así va desarrollando y perfeccionando sus movimientos.


Este es de Djeco de La Casa del Ratoncito Perez, al caminar los colgantes giran y giran creando un efecto muy bonito, este efecto es una motivación más para cogerlo y hacerlo funcionar al empujarlo:


Si no queréis perderos ninguna entrada os invito a que nos sigáis en nuestra página de Facebook y nuestra cuenta de Instagram.

Si te ha gustado esta entrada... ¡comparte!
¡¡Gracias!!

También Te Puede Gustar

3 comentarios:

  1. Hola Klara,
    Muy instructivo el post, la verdad es que es esencial observar para poder averiguar que es lo que realmente le interesa y motiva.
    Llevo tiempo interesada en esos libros que tiene tu peque (animales, juguetes, comida...) podrías orientarme donde puedo conseguirlos.
    Muchas gracias.
    Un saludo.
    Esperanza.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el post

    Madre mía qué cantidad de materiales! Tus hijos aprenden en casa? A mi me encantan esos materiales, pero me da miedo saturar a mis niños que ya van a un colegio Montessori repitiendo las mismas actividades que hacen allí. Por eso suelo comprar otros alternativos que son coherentes con lo que van adquiriendo en el cole.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía! qué de materiales!!! Me gusta mucho como lo tienes organizado, yo también voy rotando actividades pero siempre tengo la duda de qué materiales comprar. Los auténticos me encantan, pero como mis hijos ya van a un colegio Montessori me da miedo saturarles cuando llegan a casa y busco alternativas que sean coherentes con el método y que les generen el mismo interés. Tus hijos aprenden en casa o es una zona complementaria a lo que adquieren en un colegio.
    Gracias

    Un saludo

    ResponderEliminar